Seleccionar página

Ruta de los monasterios en el Pirineo aragonés.

 

Viajamos en el tiempo para conocer los monasterios más importantes del Pirineo aragonés. Una ruta por la historia para conocer los lugares que fueron testigo del nacimiento y posterior expansión del reino de Aragón

En una época en la que la anarquía dominaba la cotidianidad de las personas, los monasterios se convirtieron no sólo en centros espirituales, desde sus muros se dictaban las normas de conducta que afectaban a toda la población, convirtiéndose también en piezas fundamentales para el desarrollo económico del territorio.

Con la unidad de los condados pirenaicos y bajo la figura de Ramiro I, nace el reino de Aragón, a partir de ese momento, los monasterios pirenaicos se convierten en actores fundamentales de la recién iniciada reconquista.

Monasterio de Santa María de Alaón

En el año 1006, las tropas musulmanas del caudillo Abd-el-Malik arruinaron por completo el monasterio visigodo que existía en el lugar en el que ahora se encuentra el monasterio de Santa María de Alaón. El actual edificio, fue consagrado en el año 1123 por San Ramón, obispo de Barbastro-Roda. En la actualidad es sin duda una de las obras cumbre para entender el románico en Aragón.

En el exterior varios elementos nos muestran la cronología del templo, desde sencillas y elegantes huellas lombardas, hasta otros como el ajedrezado jaqués, el cual pone de manifiesto la influencia que la antigua capital del reino de Aragón ejercía sobre su entorno. Su interior, sobrio, nos recuerda la austera vida monástica.

Leer más sobre Santa María de Alaón

Monasterio de Santa María de Obarra

Justo antes de adentrarnos en el sobrecogedor congosto de Obarra, en un idílico lugar junto al río Isábena edificaron los maestros lombardos allá por el siglo XI la que hoy es sin duda una de las grandes obras románicas de Aragón.

Junto a la belleza del entorno el elemento más llamativo del conjunto sean los 3 ábsides con los que se remata la iglesia, destacando el central, compuesto por los típicos arquillos ciegos lombardos..

Hay que destacar, que en este mismo lugar ya existía un monasterio anterior a la llegada de los musulmanes.

Leer más sobre Obarra

Roda de Isábena

En el corazón de la pirenaica comarca de la Ribagorza, sobre un inexpugnable promontorio rocoso, se eleva orgullosa Roda de Isábena, presumiendo de ser la población más pequeña de España que dispone de catedral.

Sus estrechas calles rezuman historia y misterio, transportando al viajero a un remoto pasado medieval, cuando esta tierra fue testigo de incontables batallas entre soldados cristianos y el poderoso ejército musulmán.

La catedral está íntimamente ligada a los orígenes de la Corona de Aragón, y en su edificación se pueden distinguir varios estilos que van desde el lombardo o primer románico, hasta el mudéjar. Impresionan por su sobrecogedora belleza el claustro, la cripta y el sarcófago de San Ramón.

Leer más sobre Roda de Isábena

Monasterio de San Victorián, Pueyo de Araguás

A los pies de la imponente Peña Montañesa, protegida por la sierra Ferrera encontramos según varios historiadores el monasterio más antiguo de toda la Península Ibérica.

Durante el siglo XI, constituido ya el reino de Aragón, el monarca Sancho Ramírez promueve una gran ampliación convirtiéndose en uno de los principales referentes de poder y sabiduría del incipiente reino.

Las construcciones que podemos observar en la actualidad corresponden a varias ampliaciones realizadas durante los siglos XVI y XVII. Destacan la abadía y la hospedería (S XVI), el monasterio (S XI) y el claustro con una galería de dos pisos sustentada por arcos de medio punto.

Iglesia de Santa María, Santa Cruz de la Serós

Miles de personas visitan cada año el monasterio de San Juan de la Peña, sin embargo, muchas no hacen un alto en el camino para pasear por el precioso pueblo de Santa Cruz de la Serós. En la entrada encontramos la ermita de San Caprasio, probablemente la obra lombarda mejor conservada de Aragón.

En el centro de la población, junto a la plaza se eleva la iglesia de Santa María, muestra imborrable del poder que ostentó el cenobio femenino bajo el liderazgo de la condesa Doña Sancha. Bajo su mando, el monasterio se erigió en voz y voto de los designios del nuevo reino, gracias a los ingresos que le reportaba la hospedería primero, por sus grandes rebaños de ovejas después.

A lo largo de su vida, la condesa Doña Sancha fue nombrada “Obispo de Pamplona”, y entre otras cosas dirigió el monasterio masculino de San Pedro de Siresa.

Monasterio de San Juan de la Peña

Perfectamente mimetizado con el entorno y protegido por una gran roca de conglomerado, el monasterio de San Juan de la Peña es historia viva de nuestro país. Panteón real de la monarquía aragonesa, desde aquí se introdujo en la Península Ibérica la liturgia romana, acabando con los antiguos ritos mozárabes.

Sobresale por encima de todo el conjunto el espectacular claustro románico, auténtica joya de nuestro patrimonio nacional, destacando también las pinturas de San Cosme y San Damián y como no el panteón real. Según nos cuenta la leyenda, entre sus muros estuvo custodiado durante años el Santo Grial.

Conocer más sobre el monasterio de San Juan de la Peña…

Iglesia de San Pedro, Siresa

En la población de Siresa, en el Valle de Hecho, muy cerca de la calzada romana que unía Francia con Zaragoza cruzando los Pirineos por el puerto del Palo, se erigía el monasterio carolingio, por desgracia, la iglesia de San Pedro, siendo una obra espectacular, es lo único que queda del antiguo monasterio carolingio.

La importancia del lugar se pone de manifiesta con la visita de San Eulogio en el año 852, cuando el obispo de Córdoba mostró su sorpresa ante la magnificencia de la biblioteca del monasterio, donde se custodiaban las principales obras grecolatinas.

En su época de máximo esplendor llegó a contar con 150 monjes, y entre sus piedras fue educado el rey Alfonso I el Batallador. Como el monasterio de San Juan de la Peña, también fue custodio del Santo Grial.

Mapa. Ruta por los Monasterios medievales del Pirineo aragonés

Javier Cano Álvarez

Javier Cano Álvarez

Aprender; explorar, experimentar, descubrir, compartir. Ganarme la vida con aquello que me apasiona y entusiasmarme con el trabajo diario. Apasionado del Pirineo, de la escritura, del mundo online y de mil cosas más.

Cofundador de pasoapalmo.com, cuando puedo escribo en xavicano.com

Te puede interesar

Ruta por las torres defensivas del Pirineo aragonés

Mini

Santa María de Iguacel desde el aire

santa maria de iguacel desde el aire

Ruta del Santo Grial por la provincia de Huesca

Santo Grial Bailo

Vota este artículo

Share This