Seleccionar página

Te proponemos una ruta a través de la historia para conocer los castillos mejor conservados del Pirineo aragonés.

 

Tierra entre dos mundos, el musulmán domina la práctica totalidad de la Península Ibérica, mientras, al amparo de la cordillera pirenaica, un joven reino se abre paso luchando por cada palmo del territorio. Más tarde, con unos territorios cristianos ya consolidados, el Pirineo se convirtió en lugar estratégico debido a su situación fronteriza, siendo el Pirineo un lugar de vital importancia estratégica durante toda la historia

Castillo de Benabarre

Imponente sobre la colina, el castillo de Benabarre remonta sus orígenes a finales del siglo X, por lo que es probable que su fundación sea musulmana. Tras la conquista de Benabarre por las tropas del rey aragonés Ramiro I, la población pasa a manos cristianas. Es en ese momento cuando se convierte en residencia condal, ampliándose con torreones defensivos, la iglesia románica, etc…

Punto de vital importancia estratégica a lo largo de la historia participó en múltiples contiendas como la Guerra de la Independencia o las Guerras Carlistas. Ideal para visitar en familia, en la actualidad podemos visitar 3 recintos fortificados desde donde admirar las magníficas vistas.

Leer más sobre Benabarre…

 

 

 

Muro de Roda

Para acceder a Muro de Roda debemos tomar una pista de tierra de unos 6 km que nos conducirá hasta la parte más elevada de la Sierra de Muro de Roda. Allí, estratégicamente posicionado entre los valles de la Fueva y del Cinca, mandó construir el rey Sancho III el Mayor la fortaleza de Muro de Roda en plena reconquista.

Muro Mayor, como se conocía entonces, se convirtió muy rápido en el centro de poder político, religioso y militar del Valle de la Fueva, ampliándose el conjunto con otras construcciones como la iglesia de Santa María, donde destacan los tres ábsides y la torre.

Las vistas que nos ofrece Muro de Roda son sencillamente espectaculares.

 

 

 

Castillo de Aínsa

Junto a la preciosa plaza porticada de Aínsa, encontramos los restos del castillo de la población. Poco queda de la inicial construcción del siglo XI realizada para repeler las incursiones musulmanas. Un siglo más tarde, Ramiro I concede fueros a la ciudad, gracias a los cuales, Aínsa vivió una época de gran prosperidad.

La mayor parte de las edificaciones que podemos visitar corresponden a la reconstrucción realizada en el siglo XVII por el arquitecto italiano Tiburcio Spannocchi, debido principalmente por la amenaza fronteriza.

La parte más llamativa es la muralla, transitable desde arriba, en algunos puntos alcanza los 14 metros de altura, conservando un gran número de aspilleras. También podemos admirar los dos bastiones y el foso en la parte más occidental. Junto al castillo podemos visitar también el Eco Museo-Centro de Visitantes.

 

 

 

Castillo – Colegiata de Alquézar

A principios del siglo IX, las guerras internas en la Marca Superior de al-Andalus acaban con la victoria del caudillo árabe Jalaf-Ibn-Asad, el cual, con el paso de los siglos será conocido como el “creador” de la ciudad de Barbastro. A lo largo de su vida, entre otras cosas mandó construir el castillo de Alquézar, en tierra de frontera.

La cronología de sus construcciones van del siglo XI al XVI, época de la cual datan la mayor parte de las edificaciones. Durante la visita podremos conocer la iglesia, las capillas, el claustro  y el museo.

 

 

 

Castillo de Larrés

Hay constancia de que en el siglo XII ya existía una fortaleza en el lugar que ahora ocupa el castillo de Larrés, el cual alberga en la actualidad el Museo de dibujo Julio Gavín.

Con el paso de los siglos la propiedad fue ampliada en varias ocasiones pasando por las manos de varias familias nobiliarias hasta que el paso del tiempo y el abandono lo convirtió en ruina. A principios de los años 80 la Asociación Amigos de Serrablo adquiere el edificio iniciando poco después las obras de reforma.

Con 14 salas y una colección de más de 3000 obras, el museo de dibujo Julio Gavín es el único de toda España dedicado en exclusiva al dibujo, pudiendo admirar creaciones de Dalí, Saura o Zuloaga.  Web oficial

 

 

 

Castillo de San Pedro o Ciudadela de Jaca

Obra también del genial arquitecto militar italiano, fue edificada a final del siglo XVI y en la actualidad es sin duda de la fortificación pentagonal mejor conservada de toda Europa, y una visita obligada para cualquiera de paso por Jaca.

Rodeada de una gran extensión de césped conserva todos los elementos intactos, pudiendo visitarse los el puente de acceso, el cuerpo de guardia, las casamatas, baluartes, polvorines… y el foso, donde los más pequeños disfrutarán contemplando los ciervos que viven en el.

Su construcción, con muros relativamente bajos y gruesos, responde a las soluciones arquitectónicas derivadas del uso de artillería, con taludes y enclaves para el emplazamiento de cañones. Su edificación se debe a la situación geográfica-estratégica de Jaca, muy cerca de la frontera francesa, lo cual ayudó a consolidar Jaca como plaza fuerte. www.ciudadeladejaca.es

 

 

 

Castillo de Biniés

Las primeras referencias a la fortaleza aparecen en el siglo XII, como baluarte defensivo entre la Canal de Berdún y la Foz de Biniés, principal punto de acceso al Valle de Ansó.

No está claro el origen de su construcción, pero la tradición oral nos cuenta que fue ocupado por los árabes. El actual castillo es el producto de una magnífica reconstrucción llevada a cabo a finales del siglo XX sobre el antiguo palacio-castillo construido en el XVI.

Edificado con sillarejo, presenta planta rectangular y en el centro se instala el patio de armas, desde el cual se distribuyen las distintas dependencias. El acceso se realiza a través de un arco apuntado con dovelas bien talladas y en la fachada destacan varias ventanas góticas. El castillo de Biniés es en la actualidad propiedad privada. Obligatorio visitar la Foz de Biniés.

 

 

 

Castillo de Loarre

Nos encontramos probablemente ante la fortaleza románica mejor conservada de Europa, su excepcional factura y conservación le han valido para ser protagonista de varias obras cinematográficas como El Reino de los Cielos del director Ridley Scott.

Sobre un promontorio calizo desde donde se divisa gran parte de la Hoya de Huesca, mandó construir el rey Sancho III la inicial fortaleza allá por el siglo XI. Años más tarde, será su nieto quien lo amplíe y lo utilice como punto de partida para la conquista de Huesca.

El conjunto está formado por el castillo-convento y el recinto amurallado que abarca unos 10.000 metros con 172 de perímetro. Destaca por encima de todo la magnífica iglesia de San Pedro. web oficial castillo de Loarre

 

 

 

Javier Cano Álvarez

Javier Cano Álvarez

Aprender; explorar, experimentar, descubrir, compartir. Ganarme la vida con aquello que me apasiona y entusiasmarme con el trabajo diario. Apasionado del Pirineo, de la escritura, del mundo online y de mil cosas más.

Cofundador de pasoapalmo.com, cuando puedo escribo en xavicano.com

Te puede interesar

Ruta por las torres defensivas del Pirineo aragonés

Mini

Ruta por los monasterios del Pirineo aragonés

Que visitar en el Pirineo

Ruta del Santo Grial por la provincia de Huesca

Santo Grial Bailo

Vota este artículo

Share This