Seleccionar página

El Santo Grial en Huesca. Te proponemos una ruta a través de los diferentes monumentos de la provincia de Huesca en los que según cuenta la leyenda estuvo custodiado el Santo Grial.

 

Históricamente, iglesias o museos de todo el mundo (León, O´Cebreiro, Génova, Dublín, Nueva York, etc…) han reclamado la autenticidad de su Santo Grial, sin embargo, las palabras del Papa Francisco reconociendo como de auténtico el cáliz que se conserva en la catedral de Valencia, despeja las dudas a los más de 1200 millones de personas que profesan la fe católica.

Desde muy antiguo, la actual provincia de Huesca ha guardado una relación muy íntima con la antigua copa que Jesucristo utilizó durante la última cena. La tradición oral nos cuenta que durante el siglo III, el emperador Valeriano ordena la muerte de todos los obispos cristianos junto con sus diáconos y servidores más fieles. Justo antes de ser asesinado, el papa Sixto II manda a su tesorero San Lorenzo que ponga a buen recaudo las riquezas de la todavía incipiente iglesia cristiana. Ya a punto de ser apresado por las tropas romanas, San Lorenzo consigue entregar el santo grial a un paisano suyo, que lo hace llegar hasta Huesca, ciudad natal del santo, donde la reliquia permanecerá casi 500 años.

8 monumentos para conocer la historia del Santo Grial en la provincia Huesca

Santuario de Loreto. Huesca

La leyenda sitúa al santuario de Loreto como el lugar de nacimiento de San Lorenzo, y según nos cuenta la tradición, fue aquí donde llegó el Santo Grial procedente de Roma.

El actual edificio fue edificado durante el siglo XVIII, presenta tres naves cubiertas con bóvedas de cañón, destacando la fachada neoclásica.

Desde el año 1976 está declarado Monumento Histórico artístico.

Que visitar Huesca

San Pedro el Viejo. Huesca

Se trata sin duda de uno de los monumentos más importantes de la ciudad de Huesca.

En el año 553, el cáliz sagrado es trasladado desde la ermita de Loreto hasta la iglesia de San Pedro el Viejo, la cual había sido construida por orden del obispo Vicencio con la intención de custodiar la reliquia. Edificada sobre un anterior templo visigodo, que a su vez sustituyó otro romano, está considerada como una de las iglesias más antiguas de España. La actual construcción corresponde al monasterio benedictino del siglo XII, y está considerada como una de las obras cumbres del románico aragonés.

Que visitar Huesca

De camino al Pirineo

 

Con la invasión musulmana de la Península Ibérica en el año 711, son muchos los cristianos que huyen hacia el norte buscando refugio en las montañas pirenaicas. Como no podía ser de otra forma, el obispo Acisclo, horrorizado ante la posibilidad de que la copa donde José de Arimatea guardó las últimas gotas de la sangre de Jesucristo cayera en manos infieles, decide huir con la reliquia refugiándose en una cueva en las cercanías del Monte Oturia, próximo a la actual Yebra de Basa.

Yebra de Basa (711-883)

Muy cerca de Sabiñánigo, en la Comarca del Alto Gállego, el Monte Oturia guarda una gran simbología entre la población local, ya que está considerado como el lugar de martirio de otra santa muy venerada en estas tierras, Santa Orosia, patrona de Jaca y de toda su diócesis.

Nacida en la actual República Checa, durante el viaje que la iba a casar con el noble aragonés Fortún Garcés, la comitiva real fue avistada por un destacamento del ejército musulmán mientras cruzaba los Pirineos. Después de asesinar al cortejo, el caudillo moro Aben Lupo de Tena, prendado de la  belleza de la joven, la propone para casar con el califa de Córdoba.

Ante la negativa de la princesa, éste le corta manos, pies y cabeza, esparciendo sus restos por el contorno. Cuenta la leyenda que dos siglos más tarde sus restos fueron exhumados por los ángeles, que guiaron a un pastor hasta donde había sido asesinada la mártir. Cumpliendo con el encargo divino dejó la cabeza en Yebra de Basa y llevó el cuerpo hasta Jaca. Leer más sobre Yebra de Basa…

Esta parada es una excusa perfecta para conocer la Ruta de las Iglesias de Serrablo. Compuesta por 15 templos, su estilo está considerado un endemismo dentro del arte románico, con elementos que lo vinculan fuertemente al lombardo; pero aderezado con una serie de guiños hacia el mozarabismo/islamismo.

Iglesia de San Pedro, Siresa (883-992)

Es aquí cuando en el año 852, el mismísimo San Eulogio, obispo de Córdoba, mostró su sorpresa ante el esplendor del monasterio y su biblioteca, donde se conservaban obras cumbres de la tradición grecolatina. Junto a esto quedó también asombrado ante el exquisito trato que se le brindaba al peregrino, justo cuando la ruta jacobea empezaba a dar sus primeros pasos.

La espectacular iglesia de San Pedro, es tan sólo una pequeña muestra de lo que en su día fue el monasterio de Siresa, el cual hunde sus raíces de manera directa en la corte del rey franco Carlomagno.

Su ubicación a los pies de la antigua calzada romana que cruzaba el Pirineo uniendo el Bearn con Caesaraugusta (Zaragoza), lo convirtió en lugar de cobijo para  los pioneros de la ruta jacobea, justo cuando el Camino de Santiago daba sus primeros pasos.

Entre sus muros fue educado el rey Alfonso I el batallador, y según nos cuenta la tradición, en un hueco entre las milenarias piedras de su ábside estuvo oculto durante años el Santo Grial.

Su situación en el Valle de Hecho, muy cerca de la Selva de Oza y la Corona de los Muertos, hace de este punto uno de los más espectaculares de la ruta. Leyendas, mitos y espiritualidad rodeado de naturaleza en estado puro en uno de los valles más vírgenes del Pirineo.

San Adrián de Sasabe (992-1014)

El misterio que rodea esta pequeña ermita se remonta ya incluso a sus orígenes, empezando por su extraño emplazamiento en la confluencia de los barrancos Calcil y Lupán, que originan el nacimiento del río Lubierre. Al encontrarse en el mismo lecho del río, los constructores, en lugar de roca utilizaron para la cimentación puntales de madera de sabina, con lo cual el drenaje se tiene que hacer sin desecar completamente el subsuelo, de lo contrario la falta de humedad los deterioraría provocando la ruina total del templo. Su construcción románico-lombarda está influenciada claramente por el modelo jaqués.

Rodeada de extensas masas forestales y cercana a las poblaciones de Aísa y Borau y cercana a la ruta del camino de Santiago por el Valle del Aragón junto con su fácil acceso hace muy recomendable su visita para cualquier tipo de público.

Situado en uno de los extremos del triángulo esotérico que forma junto con la ermita de Santa María de Iguacel y el monasterio de San Juan de la Peña, este idílico lugar fue el elegido para instalar la sede episcopal del antiguo condado de Aragón. Fundado sobre un antiguo monasterio visigodo, durante el siglo X se convirtió en el cenobio más importante de Aragón, estando tres obispos enterrados entre sus piedras. Sepultada durante siglos, en el año 1957 la ermita fue desenterrada por los vecinos.

Bailo (1014-1044)

Desde hace varios años, la población de Bailo ha sido testigo de la recreación histórica en la que el rey Sancho III de Navarra, junto con el obispo Mancio II hacen su aparición portando el sagrado cáliz de cristo, el cual permaneció varias décadas en la población.

Durante el siglo XI, la antigua capital del Bailés compartía con Jaca y la desaparecida Astorito la categoría de villa real. Era frecuente que la comitiva real hiciera parada en Bailo de camino hacia el monasterio de San Juan de la Peña, donde solían pasar temporadas de recogimiento. Situada en uno de los dos ramales principales del Camino de Santiago en la comarca, las calles de Bailo transmiten historia y tradición. Leer más sobre Bailo…

Jaca (1044-1076)

Tras su viaje a Roma, el rey Sancho Ramírez consigue el ansiado vasallaje papal, siendo designado por ello soldado de San Pedro. Mandó edificar la ciudad de Jaca a imagen y semejanza de lo que había visto en Italia, y junto a ello, ordenó la construcción de una catedral para contener la reliquia más valiosa de toda la cristiandad. La antigua capital del reino de Aragón brilla con luz propia a los pies del Pirineo. Leer más sobre Jaca…

Monasterio de San Juan de la Peña (1076-1399)

En el año 1076, el cáliz se traslada al monasterio de San Juan de la Peña, donde permanecerá hasta que el rey Martín I el Humano lo envía hasta el palacio de la Aljafería de Zaragoza en el año 1399.

Panteón real y cuna del reino de Aragón, su importancia es clave para entender la historia de España. Desde los inicios de la reconquista, esta tierra se convirtió en puerta de entrada para las nuevas concepciones europeas. El  monasterio de San Juan de la Peña fue el punto elegido para introducir la nueva liturgia romana que sustituyó los antiguos ritos mozárabes, uniéndonos por primera vez religiosa y culturalmente con el resto de Europa. Puerta de entrada para el primer arte internacional, el románico salpicó nuestra tierra de joyas inmortales, las cuales hoy brillan bajo el imponente paisaje pirenaico. Leer más sobre San Juan de la Peña…

En el año 1399 el rey Martín I el Humano mandó trasladar la reliquia la palacio de la Aljafería de Zaragoza, de donde pasará más tarde a Barcelona y finalmente a Valencia, lugar actual de la ubicación del Santo Grial.

Ruta ecuestre del Santo Grial por la Jacetania

Desde el año 2015 un sendero ecuestre une los puntos en los que se custodió el Santo Grial en la comarca de la Jacetania. La ruta consta de un un itinerario principal conocido como Ruta del Santo Grial, y recorre los puntos principales donde según la leyenda se custodió el Santo Grial.

Un total de 140 km divididos en 7 etapas visitando Siresa, San Adrián de Sasabe, Bailo, Jaca y San Juan de la Peña. Junto a este itinerario principal, la Ruta del Santo Grial se une con otros recorridos que visitan otros puntos de interés natural y cultural de la comarca de la Jacetania. Leer más sobre la Jacetania…

Javier Cano Álvarez

Javier Cano Álvarez

Aprender; explorar, experimentar, descubrir, compartir. Ganarme la vida con aquello que me apasiona y entusiasmarme con el trabajo diario. Apasionado del Pirineo, de la escritura, del mundo online y de mil cosas más.

Cofundador de pasoapalmo.com, cuando puedo escribo en xavicano.com

Te puede interesar

Ruta por las torres defensivas del Pirineo aragonés

Mini

Santa María de Iguacel desde el aire

santa maria de iguacel desde el aire

Pico Aspe, mirador de fronteras. Por Lidia Fernández

excursiones niños

Vota este artículo

Share This